NOSOTROS

Hola, somos Edith y Carlos, dos biólogos apasionados por los gatos en general y por los Bosque de Noruega en particular.

Nuestro afijo es Jakobusland*ES, registrado en FIFé (Fédération Internationale Feline) con el nº: 1686.
Nuestros gatos y cachorros están registrados en la asociación FIFé española: ASFE (Asociación Felina Española)
de la cual somos los socios nº 105 y 275 respectivamente.

Jakobusland comenzó su andadura en el año 2000, con la adquisición de nuestra primera Bosque, Fíbi.
Luego llegó nuestro primer macho, Gynkgo de Tsavo, y de la primera camada de ambos nos quedamos una hembra,
Areosa Jakobusland. A partir de ahí la familia Jakobusland empezó a crecer.

Somos de Vigo, en Galicia (Noroeste de España) y allí vivíamos con nuestros gatos hasta que en 2005,
por razones de trabajo, nos mudamos temporalmente a Estocolmo (Suecia). Como criadores de Bosques de Noruega
aquella fue una oportunidad ideal para aprender muchísimo de los criadores suecos y de los jueces escandinavos,
ver muchos gatos interesantes y participar con nuestros gatos en las magníficas exposiciones suecas.
Guardamos un recuerdo fantástico de aquella experiencia y un gran cariño por nuestros colegas suecos :-).

Tras 2 años en Suecia nos volvimos a España, viviendo dos años y medio en la zona de Madrid.

Por fin, en Mayo de 2009 se hace realidad nuestro sueño de volver a vivir en nuestra tierra, Galicia.

Nuestros gatos viven con nosotros en un ambiente familiar, disfrutan de la compañía humana y nosotros de la suya.

Nuestro objetivo es criar gatos sanos, fuertes, con un buen estándar, y lo más importante, un excelente carácter.

¿POR QUÉ JAKOBUSLAND?

 

 

Durante los siglos IX- XI los vikingos exploraron y asaltaron Galicia a bordo de sus barcos,
empezando por sus costas y llegando al interior navegando contra corriente por sus ríos.
Todavía hoy se conservan edificaciones construidas para defenderse de los escandinavos,
como son las Torres del Oeste, en el río Ulla, a la altura de Catoira, que intentaban salvaguardar
la capital del por aquel entonces Reino de Galicia, que era la rica, culta y poderosa ciudad de
Santiago de Compostela, objetivo principal de los saqueos escandinavos. Hoy en día puede verse
en Catoira un drakkar vikingo/gallego fondeado cerca de las legendarias Torres del Oeste,
y en el mes de Agosto allí se celebra una Fiesta Vikinga.

El pueblo vikingo tenía un nombre para Galicia: "Jakobusland" (pronunciado Yakobusland),
que significa tierra de Jacob, es decir, de Santiago.

En recuerdo a estos primeros escandinavos que nos visitaron, aunque de forma nada amistosa,
y dado que el Bosque de Noruega es el gato vikingo por excelencia, decidimos tomar por afijo
el nombre que ellos le dieron a nuestra tierra: Jakobusland.

Drakkar vikingo en Catoira (Galicia/España)